A+ R A-

Las gafas de sol y los niños

Estamos acostumbrados a proteger la piel de nuestros hijos, pero a veces nos olvidamos de la salud ocular. Está demostrado que los ojos de los niños son muy sensibles a los efectos nocivos del sol, y las gafas de sol ayudan a protegerles no sólo de los rayos ultravioleta, sino también de los cuerpos extraños que pueden entrar en los ojos, por ejemplo un día de viento, creando una barrera protectora. Hoy en día existen modelos de gafas destinadas a bebés de pocos meses, siendo algo necesario y no “un capricho”.

El sol es necesario los niños, pero una sobreexposición puede ser peligrosa para sus ojos y su piel. El ojo del niño recibe 3 veces más radiación solar al año que un adulto, ya que el cristalino de no está totalmente desarrollado, y por lo tanto no hace bien su función de filtro solar. Durante el primer año de vida de un niño, su cristalino deja pasar el 90% de la radiación UVA y el 50% de la UVB, llegando a la retina. Esto puede provocarles daños a corto plazo, como por ejemplo quemaduras solares, con síntomas de dolor y enrojecimiento ocular, y a largo plazo alteraciones agudas en la córnea, lesiones degenerativas y quemaduras en la retina, que pueden dañar la visión de forma permanente.

La excesiva exposición a la radiación solar durante los primeros años de vida, puede provocar en la edad adulta algunas patologías como cataratas, degeneración macular asociada a la edad, etc. Por eso es fundamental que los niños utilicen gafas de sol.

Las gafas de sol infantiles deben llevar la marca CE (Conformidad Europea) y tener un filtro adecuado para las necesidades del niño.

Además de las gafas, es importante utilizar viseras o sombreros cuando los niños estén al sol, y evitar exponerles al sol entre las 10:00 y las 16:00 horas, ya que en esa franja horaria recibimos el 60% de la radiación ultravioleta. Los bebés no deben tomar el sol nunca.

 

 

Revisa tu graduación una vez al año

Uno de cada dos españoles tiene un defecto visual. El 60% de la población tiene astigmatismo, el 32 % tiene miopía y un 30% es hipermétrope. Sin embargo, somos algo rezagados a pasar por el óptico-optometrista para revisarnos la visión, tanto que del 30% de los españoles que utilizan gafas, las tiene mal graduadas. Esto no es nada saludable, ya que unas lentes mal graduadas nos pueden producir dolores de cabeza, cansancio visual, irritación, e incluso nos puede provocar distracciones al conducir y rendir poco en el trabajo.

No lo dudes, acude a Centro Óptico Campo Real a revisarte la vista. Tus ojos te lo agradecerán.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Ctra. Villar del Olmo nº 43.

28510 - Campo Real, MADRID

Teléfono: 918 76 53 96

Horario: 10:00 a 14:00 y 17:30 a 20:30

Este sitio web utiliza cookies para recopilar información que ayuda a mejorar tu visita. Puedes permitir su uso, rechazarlo o cambiar su configuración desde tu navegador. Para encontrar mas informacion consulta nuestra Politica de cookies.

  Estoy de acuerdo con el uso de cookies en este sitio
EU Cookie Directive Module Information